EDITORIAL | Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia – 11 de febrero

Por: Lucia Buitrón
Dirigente Grupo Scout #100 Kay Pacha
Miembro de la Red Ecuatoriana de Mujeres Científicas – Escuela Politécnica Nacional


Decía Angela Saini: “El predominio de los hombres en la ciencia ocurre porque los hombres se
apoyan mutuamente. Así que mi consejo a las mujeres en ciencias es: si tienes éxito, deberías
apoyar a otras mujeres”, por este motivo la Asamblea General de las Naciones Unidas,
celebrada el 22 de diciembre de 2015, declaró al 11 de febrero, el Día Internacional de la
Mujer y la Niña en la Ciencia
, una fecha que nos permite evidenciar la importancia que tienen
las científicas en la investigación y así mismo la incursión de las niñas en la biología,
programación, robótica, matemáticas, física o cualquier otra rama.

En un mundo en el que la desigualdad aún está presente es necesario mostrar que no importa
el género para, desde un laboratorio, darle una solución a los problemas y necesidades de la
humanidad y del planeta. Un ejemplo de ello es Sara Gilbert, quien lideró el equipo que creó la
vacuna AstraZeneca que sigue salvando vidas en medio de una pandemia.


El Movimiento Scout nos enseña que debemos esforzarnos por dejar un mundo mejor y es la
ciencia una herramienta poderosa para hacerlo. Cómo mujer scout, puedo asegurarles que la
investigación científica es la mejor decisión que he tomado en mi vida profesional, no solo
porque aprendes cada día, sino también porque todos tus conocimientos puedes ponerlos al
servicio de los demás. Por ejemplo, si deseas combatir la desnutrición infantil, podrás realizar
una serie de experimentos para encontrar compuestos obtenidos de subproductos de la
industria y aplicarlos en la formulación de alimentos más accesibles y nutritivos. Si lo tuyo es la
robótica, podrás utilizarla para inventar robots para comunicarte con personas ciegas o sordas
de una manera más inclusiva. También puedes mejorar el ambiente mediante la ciencia,
desarrollando protocolos que permitan degradar plásticos o mitigar los derrames de petróleo
en las fuentes hídricas.


Las ciencias, tienen un espacio para todas, requieren esfuerzo, pero es gratificante saber que
tu aporte puede ser un agente de cambio, al final, de científicos todos tenemos un poco, solo
necesitas conocer tus aficiones, desarrollarlas, fijarte objetivos reales y trabajar por ellos. Si
eres niña o mujer, nunca dejes de luchar por tu sueño de hacer ciencia, si eres niño u hombre,
esfuérzate porque se asegure la equidad en el lugar en que te encuentres.
Celebremos este día por todas aquellas que fueron y son una pieza importante en lo avances
científicos, que lucharon contra la discriminación, la desigualdad y que sirven de inspiración
para las más pequeñas.


¡Vivan las mujeres scouts científicas!


Siempre Lista Para Servir, Lucía.