Moraleja Peluda 2017, Proyecto de Mensajeros de la Paz

Moraleja Peluda 2017, Proyecto de Mensajeros de la Paz

Los Scouts somos un movimiento juvenil de carácter voluntario sin fines de lucro; a nivel mundial con cerca de 40 millones de miembros albergados en más de 216 países y en el Ecuador contamos con más de 10.000 integrantes en todas las provincias; somos un movimiento educativo de educación no formal complementario a la familia y escuela, pacífico, no gubernamental, donde promulgamos valores, liderazgo y el trabajo en equipo a los jóvenes miembros de nuestra organización.

Como actividades relevantes que demuestran nuestro compromiso con el medio ambiente, la ciudadanía activa y la práctica de paz mundial han sido con varias campañas de limpieza de playas “Playatón”, siembra de árboles “Siembratón” y reforestación de manglares y bosques; proyectos en el que hemos sumado más de 860.562 horas de servicio en los últimos 2 años gracias a la relación con empresas, instituciones de renombre ha permitido que nuestra organización crezca y se posicione de excelente manera.

Nuestra misión como Movimiento es contribuir en la educación de los jóvenes para que participen en la construcción de un Ecuador y mundo mejor, donde las personas se desarrollen plenamente y desempeñen un papel constructivo en la sociedad, a través de un sistema de valores basado en la Promesa y Ley Scout. El proyecto “Moraleja Peluda” es una de tantas herramientas que los Scouts utilizamos para cumplir la misión que nos hemos propuesto. Será un proyecto de construcción conjunta con fines educativos, entre jóvenes miembros de la Asociación de Scouts del Ecuador (ASE) y las empresas e instituciones que apoyan esta noble causa. 

IDEA ELEGIDA Y SU JUSTIFICACIÓN:

La idea del proyecto nace en el año 2013 por la red de Jóvenes de Tungurahua donde scouts de varios grupos acudieron al PAE para pasear a los perritos, incentivar la adopción, limpiar y adecuar el lugar donde los animalitos se refugian. Decidimos retomar el proyecto con una nueva perspectiva y buscar la manera de concientizar a las personas sobre la gran responsabilidad que implica tener una mascota. Hoy en día, existen varios animalitos en las calles viviendo circunstancias de extrema hambre, frio, y falta de cuidados. El ser seres que no pueden expresarse por medio de palabras empeora su situación. Un perro o un gato son animales que nacieron para acompañar al hombre, por lo tanto, necesitan pertenecer a una familia que les brinde todos los cuidados que requieren. Por eso te invitamos a ser parte de esta iniciativa planificando, ejecutando, gestionando, adoptando o apadrinando; cualquier aporte es bienvenido

Los albergues pertenecen a personas con un gran corazón que velan por la vida de los más indefensos. Si bien es cierto, es una noble causa, pero muchas veces la ayuda que reciben estos lugares es escasa. El cuidado de los animales es un asunto que está ligado a la parte económica y al espacio; lo cual limita mucho la ayuda que los centros de acogida puedan brindar. Cabe recalcar que cada vez que un perrito o un gato es adoptado, hay espacio para uno abandonado.