Nuestro método

Nuestro método busca que los niños, niñas y jóvenes que están en el Movimiento Scout puedan desarrollar distintos principios y valores que brindamos en nuestro programa, con el objetivo de que puedan desarrollar una existencia auténtica, feliz e integral. 

Promesa y ley Scout

Cada niño, niña y joven realiza su Promesa Scout cuando esté listo, aquel compromiso se asume libremente y es una motivación permanente para vivir un estilo de vida conforme a la Ley Scout, la misma es un instrumento educativo que expresa los principios que nos guían, de manera comprensible para todas las edades.

Vida al aire libre

Estar en contacto con la naturaleza permite a niños, niñas y jóvenes potenciar sus habilidades, adquirir nuevas destrezas, equilibrar su cuerpo, fortalecer su salud, y desarrollar vínculos con el mundo exterior, con los demás y consigo mismos. Además de maravillarse con la creación y valorar el mundo que les rodea para preservarlo.

Aprendizaje por la acción 

La educación activa es un componente fundamental en el programa que Scouts Ecuador ofrece. Proponemos un modelo de aprendizaje no formal en el que la observación, el descubrimiento, la elaboración, la innovación, y la experimentación son los pilares fundamentales en el crecimiento personal de niños, niñas y jóvenes, que adquirirán diversas habilidades para la vida, a través del juego y la vocación de servicio a los demás.

Sistema de equipos 

Un elemento fundamental que Scouts Ecuador privilegia es la pertenencia a pequeños grupos de trabajo, que son pequeños grupos de amigos y amigas de edad similar que cooperan entre sí para realizar diferentes actividades scout. En estos equipos niños, niñas y jóvenes trabajan por alcanzar objetivos comunes, afianzan su amistad, ganan confianza en sí mismos y fortalecen su responsabilidad progresivamente. Además estos grupos funcionan como entes democráticos, es decir, son espacios de reflexión, escucha y decisión colectiva.

Presencia estimulante del adulto 

En el proceso de crecimiento de niños, niñas y jóvenes, el educador adulto o voluntario scout, se incorpora alegremente al dinamismo juvenil, y es un testimonio ejemplar de los valores scout. Su papel es el de guiar y ayudar a niños, niñas y jóvenes a descubrir nuevos puntos de vista, que tal vez no se habían planteado o imaginado, desde una estilo de comunicación horizontal y de cooperación.

Progresión Personal 

El Movimiento Scout tiene una atractiva propuesta educativa para que sea asumida personalmente por cada miembro. Esta invitación representa una aventura o desafío adecuado para cada edad. A través de la acción, el contacto con la naturaleza, el trabajo en equipo, la presencia alentadora de los adultos y el esfuerzo de cada niño, niña y joven, la progresión personal es un pilar fundamental en el desarrollo integral de los miembros del movimiento. Actividades desafiantes, útiles, recompensantes, atractivas y seguras.

Involucramiento con la comunidad

La aplicación del Método Scout se incorpora activamente en los diferentes barrios y comunidades. Estos espacios cercanos a los niños, niñas y jóvenes influyen directamente en su desarrollo personal. Ante aquello Scouts Ecuador motiva constantemente la ciudadanía activa y el involucramiento de nuestros miembros con las diversas realidades sociales de su propia comunidad, para fomentar un verdadero espíritu de cambio.

Marco simbólico sugerente 

En nuestro programa se incorpora un conjunto de elementos simbólicos que expresan una riqueza de referencias presentes en todas las etapas de crecimiento únicas de cada edad. Estos símbolos estimulan la imaginación, desarrollan un sentido de pertenencia y brindan modelos positivos a imitar. El crecimiento progresivo del niño, niña y joven es destacado en diversos actos que conmemoran su esfuerzo e historia personal en un ambiente de alegría y celebración.